[Nota en la prensa] Fuego en el taller del escultor Betancur

Foto: Giuseppe Restrepo

Hoy en el periódico El Mundo, en Medellín, hacen una reseña de porque actualmente tengo frenado el trabajo y el inicio de clases.

 

Un incendio y una quemadura en la pierna del artista Miguel Ángel Betancur tienen suspendidas las clases en su Taller Galería Escultor.

Leer la nota completa en: Fuego en el taller del escultor Betancur

La critica de Arte como comunicación

A continuación les dejo un pequeño resumen con las ideas centrales de un artículo de Fernando Mon con el mismo titulo, publicado en el año 1984, en el número 44 de la revista “DIART”.

La critica de arte es una función comunicativa que se dirige no sólo al público en general y a los artistas en particular, sino al gran público lector que desea información sobre los aspectos estructurales del arte.La información, pues, como toda comunicación, ha de ser veraz y objetiva. Ha de ser particularmente honesta y sin duda alguna ha de tener las características, si bien subjetivas como toda función estimativa subordinada al criterio de quien la ejerce, ontológicas que se pide a toda comunicación dirigida a las masas, o a élites más o menos nutridas.(…)Por generalización, llamamos obra de arte, literaria, musical, etcétera, a todas aquellas manifestaciones sociales externas que un artista pone de manifiesto como resultado de una intencionalidad creadora. Al señor que habla ante tales muestras particularizadas o escribe sobre ellas se le llama también, para particularizar, creo yo, “critico de…”. Y aquí comienza la transposición de los valores; de aquí arranca el estado pavoroso de los niveles críticos. Porque el tal señor que habla o escribe ante tales muestras particularizadas o externas no es un crítico. Es, si acaso, un cronista, un reportero de arte, de música, literario, etcétera. Con toda la honra y calidad que lleva consigo tan noble profesión. Pero insisto, cronista o glosador que viene a ser el denominativo que se dá a si mismo todo aquel que pastelea con la critica de arte y asigna calidad a todo lo que ve sin disentir nunca. (…)Esta es la cuestión. Por mucho que duela decirlo, hay que decirlo. Padecemos una epidemia de oportunismo que se manifiesta en esos pequeños grupos intelectuales constituidos en clan. (…)Más la critica, todos lo sabemos, aspira a unos niveles diferenciados del pensamiento reflexivo, muy diferentes a los asignados por aficionados y glosadores satisfechos con escribir para los amigos.

Recomendado

Como escultor que soy y convencido de la importancia del pedestal en la escultura navegando por la revista digital masdearte.com encontré esta noticia que reviste gran importancia para todos los escultores

París, 17/11/05 El Musée Rodin de París reúne a los grandes escultores en torno a una reflexiónEl pedestal como objeto de estudioCon el título “Rodin, Brancusi, Giacometti, Louis Bourgeois, Vermeiren… La sculpture dans l’espace” el Musée Rodin de París presenta en el nuevo espacio para exposiciones temporales que posee, esta muestra que desde mañana y hasta el próximo 26 de febrero de 2006 podrá visitarse. Más de cien obras de Rodin y otras tantas de creadores de principios del siglo XX hasta hoy, como Alberto Giacometti, Louis Bourgeois, Vermeniren o Richard Wentworth, ofrecen una visión sobre las diversas maneras de concebir el soporte o pedestal de una obra. Para el comisario de la muestra, Antoinette Le Normand-Romain, este elemento posee una importancia que ha sido poco estudiada en el mundo del arte pero en realidad es fundamental, no sólo para una mejor apreciación de la piezas ya que su relevancia ha llevado a muchos artistas a convertirle en parte de la obra y generar a partir de ella múltiples reflexiones en torno a la relación del objeto en el espacio.

La Venus de Milo

Tomado del libro: Hombres y Dioses de Paul de Saint Víctor, Editorial Sopena – Argentina 1946.

[cpg_imagefixthumb:422]

¿Bendito sea el campesino griego cuya pala exhumó a la diosa sepultada desde hace mas de 2000 años en un campo de trigo! Gracias a él, la idea de la Belleza se ha elevado a una altura sublime, y el mundo plástico ha vuelto a encontrar a su reina.A su aparición, ¿cuántos altares desplomados, qué de prestigiosos desvanecidos! Como en el templo bíblico todos los ídolos rodaron al suelo. La Venus de Médicis, la Venus del Capitolio, la Venus de Arlés, quedaron humilladas ante la Venus dos veces Victoriosa, que las redujo, al levantarse de nuevo, a un papel secundario.

Continúa leyendo La Venus de Milo

Concepto de Plástica

Tomado del libro: Introducción general al arte. de la editorial Istmo – Madrid. más exactamente de las páginas 143 y144.

El sentido originario – y el más restringido – del término “plástica” deriva del griego “plastiké” (lat. “plastica”), o arte de modelar, y se refiere en concreto a aquella actividad escultórica que utiliza materiales blandos, modelables por la mano, y que, por tanto, se diferencia de aquella otra escultura que – derivando del termino latino “sculpere” – utiliza materiales duros sobre los que la operación realizada no es de modelado, sino de talla. De este significado restringido pasó la plástica a denotar a toda la actividad escultórica en conjunto, utilizándose como sinónimo de escultura. Así, en latín, la “plastica ratio” alude a todos los principios que rigen la escultura, tanto si utiliza el procedimiento de modelado como el de talla. Ha sucedido que en las lenguas modernas ha prevalecido y se admite normalmente el termino escultura para cubrir ambos procedimientos de modelado y talla, pero existen lenguas que prefieren el término plástica para designarla: así, en alemán, “die Plastik“, o en italiano, “la plastica“. En esta acepción, pues, todos los objetos producidos en escultura pueden ser descritos como plastica, y hablar de efectos plásticos es tanto como referirse a las características propias de la escultura. En un tercer sentido más amplio y genérico, derivado del verbo griego “plasso“, formar, lo que corresponde al dominio de las formas, las artes plásticas denotan a todas aquellas obras que se dirigen más directamente a los sentidos de la vista y del tacto, al estar realizadas con alguna sustancia material. En este sentido, dentro de las Bellas Artes, las artes plásticas quedaban diferenciadas de la música y de la poesía. Kant incluyo entre las artes plásticas a la arquitectura y a la escultura, atendiendo al criterio del volumen; posteriormente, Schopenhauer prescindió de la arquitectura para dar entrada a la pintura. Esta última restricción de Schopenhauer puede provocar la confusión entre el termino “plástico” y “visual”, al predominar, como se ha dicho, los prejuicios visuales en la concepción de la escultura y pintura, pero no debe olvidarse que plástico vale tanto como formal, y las formas solicitan a la vez los sentidos del tacto y de la vista. De hecho, hoy día, con el término plástica se alude en numerosas ocasiones a todas las manifestaciones artísticas consideradas en este libro (no solo a la escultura y a la pintura, sino también a la arquitectura y a las artes decorativas, en general).