Concepto de Plástica

Tomado del libro: Introducción general al arte. de la editorial Istmo – Madrid. más exactamente de las páginas 143 y144.

El sentido originario – y el más restringido – del término “plástica” deriva del griego “plastiké” (lat. “plastica”), o arte de modelar, y se refiere en concreto a aquella actividad escultórica que utiliza materiales blandos, modelables por la mano, y que, por tanto, se diferencia de aquella otra escultura que – derivando del termino latino “sculpere” – utiliza materiales duros sobre los que la operación realizada no es de modelado, sino de talla. De este significado restringido pasó la plástica a denotar a toda la actividad escultórica en conjunto, utilizándose como sinónimo de escultura. Así, en latín, la “plastica ratio” alude a todos los principios que rigen la escultura, tanto si utiliza el procedimiento de modelado como el de talla. Ha sucedido que en las lenguas modernas ha prevalecido y se admite normalmente el termino escultura para cubrir ambos procedimientos de modelado y talla, pero existen lenguas que prefieren el término plástica para designarla: así, en alemán, “die Plastik“, o en italiano, “la plastica“. En esta acepción, pues, todos los objetos producidos en escultura pueden ser descritos como plastica, y hablar de efectos plásticos es tanto como referirse a las características propias de la escultura. En un tercer sentido más amplio y genérico, derivado del verbo griego “plasso“, formar, lo que corresponde al dominio de las formas, las artes plásticas denotan a todas aquellas obras que se dirigen más directamente a los sentidos de la vista y del tacto, al estar realizadas con alguna sustancia material. En este sentido, dentro de las Bellas Artes, las artes plásticas quedaban diferenciadas de la música y de la poesía. Kant incluyo entre las artes plásticas a la arquitectura y a la escultura, atendiendo al criterio del volumen; posteriormente, Schopenhauer prescindió de la arquitectura para dar entrada a la pintura. Esta última restricción de Schopenhauer puede provocar la confusión entre el termino “plástico” y “visual”, al predominar, como se ha dicho, los prejuicios visuales en la concepción de la escultura y pintura, pero no debe olvidarse que plástico vale tanto como formal, y las formas solicitan a la vez los sentidos del tacto y de la vista. De hecho, hoy día, con el término plástica se alude en numerosas ocasiones a todas las manifestaciones artísticas consideradas en este libro (no solo a la escultura y a la pintura, sino también a la arquitectura y a las artes decorativas, en general).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *