LA ESCULTURA BIOMÓRFICA

SOBRE LA OBRA DE JEAN (HANS) ARP

Las circunstancias de la vida. El artista del que hoy me ocupo nació alemán, pero acabó siendo francés y murió en Suiza. Se sentía poeta, aunque terminó por dedicarse a la pintura. De modo que fue pintor, aunque una gran parte de su obra son relieves y esculturas. Particìpó con los expresionistas en alguna exposición del grupo de El Jinete Azul, aunque también asistió al Cabaret Voltaire en el que surgió el dadaísmo. Sin embargo más tarde tomó contacto con los surrealistas, pero no despreció jamás el arte abstracto, hasta el punto de que una parte de su obra puede encuadrarse en esta tendencia. Nunca mostró excesivo interés por la fama y sin embargo obtuvo reconocimiento internacional con sendas exposiciones antológicas en Nueva York y París. Ni siquiera somos capaces de llamarlo de una única manera. Según optemos por la lengua alemana o la francesa diremos Jean Arp o Hans Arp.

 

Media_httpwwwmiguelan_qrsvq
Media_httpwwwmiguelan_qfbvo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cualquier caso y pese a tanto azar, Jean (Hans) Arp sólo nació y vivió una vez (1886-1966), aunque esos ochenta años de existencia resultaron por completo fructíferos y nos mostraron el talante de un hombre de mentalidad inquieta, siempre abierto a la autorreflexión, a las novedades culturales y a las aportaciones de otros artistas. Como ya he tratado aquí de los orígenes del dadaísmo, me centro ahora en la faceta de Arp como escultor, que podemos remontar a mediados de la segunda década del siglo XX, cuando, en contacto con los dadaístas, realiza relieves en madera pintada los cuales, más que suponer un trabajo puramente escultórico, son como collagges tridimensionales a los que en algunos casos denomina constelaciones, bastante semejantes a las pinturas de la misma época. Arp no dejó de experimentar con este tipo de formas en las que lo que denominaba “leyes del azar” jugaban un papel fundamental.

Media_httpwwwmiguelan_zdwwc
Media_httpwwwmiguelan_divzt

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, a partir de la década de los años veinte introdujo sustanciales novedades en sus esculturas, que ahora adquieren formas curvadas, muy sinuosas, en las que las aristas brillan por su ausencia. Es lo que el mismo llamó “esculturas biomórficas“, queriendo hacer alusión con ello a la relación que, a su juicio, se establecía entre la pura creatividad artística y la creación en la misma naturaleza. Ahora el bronce y otros metales, además de diversos tipos de piedra son sus materiales favoritos. Pero haría mal el lector si acaba por creer que Arp buscaba la mera imitacion de la naturaleza; podría decirse más bien que su intención era trabajar en paralelo con ella, siguiendo ritmos y modelos de organización de las formas, como podrían ser los del crecimiento, en general, o la cristalización. En este sentido desde un punto de vista formal, sus obras pueden clasificarse en dos grandes grupos. De un lado, las que se sitúan dentro de la pura expresión abstracta; de otro, aquellas que evocan formas humanas simplificadas y replanteadas.

Media_httpwwwmiguelan_fgcnj
Media_httpwwwmiguelan_hjjjg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es ese profundo interés por lo humano, en un hombre que siempre se sintió tan atraido por la naturaleza, el que explica que Arp plantease en cierta ocasión que “de una u otra forma, mis esculturas son siempre torsos“. Probablemente su frase sea una exageración, propia de un artista que fue capaz de integrar en sus obras elementos procedentes de muy diversas vanguardias, desde el expresionismo al dadaísmo; desde el surrealismo a la abstracción y que supo combinar todo ello acertadamente. Un creador capaz de reaccionar contra los valores artísticos tradicionales y de buscar nuevos horizontes en la escultura. Que trabajó sin hacer demasiado ruido. Como no lo hace esta hermosa pieza con la que concluimos: “escultura del silencio”. Pura filosofía.

Media_httpwwwmiguelan_djpqh
Media_httpwwwmiguelan_dseil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fuente : http://aprendersociales.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *