Soneto XXI

Soneto XXI

Soneto XXI

Por Michelangelo Buonarroti

Yo lo he, por cortesia vuestra, recibido

Y lo he leído más de veinte veces.

Tanto ayudan a vuestro ser los dientes,

Como el alimento a un cuerpo ya nutrido.

Con todo, desde que os dejé, he sabido

Que a Caín contaís en los antecesores,

Y en tal modo procedeís de su tronco,

Que el bien de otro, vos lo habeís perdido.

Envidiosos, soberbios, del cielo enemigos,

La caridad del prójimo os fastidia,

Y sólo de vuestro daño sois amigos.

Lo que dice el Poeta, de pistoya,

Tenedlo en mente, y basta; y si hablas

De Florencia bien, ya no me engañas.

Que es joya preciosa ciertamente,

Y no sé cómo lo eniendes,

Pues que poca virtud no ha de gustarla.

Soneto anterior a 1534. Dirigido burlescamente a Giovanni de Pistoia.

Cerrar menú