A Miguel Angel

Por Santiago Castro Agudelo

1978


Tú sabes que las piedras no están muertas,

Porque conservan en su vientre duro

Los inmensos secretos del pasado

Y las luces lejanas del futuro.

Sabes también que el círculo del mundo

Nace en ellas y en ellas se completa,

Porque a través de siglos y milenios 

Han grabado la historia del planeta.

Por eso con las piedras te mantienes

En un continuo y delirante reto,

Y las haces sangrar con tus cinceles 

Hasta que te revelen su secreto.

Es cósmica y hermosa tu faena

Y son grandes los frutos de tu esfuerzo,

Porque buscas y encuentras en las piedras

Las raíces de todo el universo.

Tu destino es profundo y luminoso

Pero también es cruel y atormentado,

Porque el hombre que busca la belleza

Siempre se siente solo y extraviado.

El barro le dio origen a la vida,

Pero también es signo de la muerte:

Muerte y vida fabricadas con el barro

Que entre tus dedos ágiles se vierte.

Sigue adelante, sigue hasta el cansancio

Que la vida te aguarda, compañero

Para que esculpas con tus propias manos

Su rostro elemental y verdadero.

Cerrar menú