Mi primer taller y mis primeras Esculturas

Mi primer taller y mis primeras Esculturas

Mi primer taller

Realmente fue una alcoba luego se extendió al comedor y más adelante al patio todo esto en mi casa del Barrio Sucre, luego de salir de la casa de mi Madre.

Las obras se distinguen por tener muy marcado el sello de la Academia aún era estudiante de Escultura en el Instituto de Artes Plásticas de la Universidad de Antioquía y tallé en ese entonces algunos relieves en Madera de cedro con un tema muy típico y folclórico como la escultura denominada “Ancestro”que es un Campesino de algunas de nuestras montañas Antioqueñas en actitud reflexiva.

Otros como “la Colonización”,“La adoración”“La Angustia”una anciana adolorida por los años, “Espalda femenina”relieve en madera de pino en gran formato y la monumental talla en cedro de 2.10mts por 1.10mts. por 0.10 mts llamada “las Lavanderas”realizada para un amigo. Y algunas esculturas en piedra talco (esteatitas) de la región de yarumal, Antioquia; como torsos, cabezas y algunas figuras de corte académico.

espalda femenina

Como se puede apreciar son esculturas con sabor netamente ancestral y regionalista. Como anécdota recuerdo que alguna vez me visitaron unos amigos y entre ellos había una sicóloga que me hizo el siguiente comentario, palabras más palabras menos:

Melancolía

“A usted parece ser que le hace falta algo… pues veo que tiene varias esculturas fragmentadas, que me dicen eso…”

Ese comentario me ha acompañado durante muchos años, a veces lo recuerdo y analizando le doy la razón, pues, en aquellos días era aún estudiante y la metodología de enseñanza era aprender el cuerpo por partes cabeza, manos, pies, torso y luego el cuerpo completo, reconozco que estaba influenciado por la academia de ahí que mis esculturas fragmentadas de aquella época estuvieran influenciadas por la academia y mis antecedentes escultoricos.

La noche
Cerrar menú