Soneto XII

Soneto XII

Por Michelangelo Buonarroti

Soneto XII

Si mi tosco martillo en duras piedras 
de humano aspecto forma aquello o esto, 
del ministro que lo escolta, empuña y guía 
toma el movimiento, y da pasos ajenos. 
Mas el divino que en el cielo está y mora, 
a los demás y a sí, moviéndose embellece; 
y si ningún martillo sin otro martillo 
puede hacerse, de ese vivo se hacen otros. 
Y pues que el golpe más merito tiene 
cuanto mas se levanta de la fragua, 
este sobre el mío ha volado al cielo. 
Por lo que mi no acabado vendrá a menos, 
si ayuda no le da la fábrica divina 
para hacerlo, pues en el mundo era el solo. 

Miguel Ángel Buonarroti

Escrito con posteridad a 1528. En el manuscrito, tras el soneto, aparecen estas lineas del propio Miguel Angel:

(Lionardo)–Era el único en exaltar en el mundo con gran virtud la virtud; nadie como él manejando el fuelle. Ahora en el cielo tendrá muchos compañeros, pues que sólo ahí están a los que ha gustado la virtud; por lo que espero que desde allí arriba acabará aquí abajo mi martillo. Ahora en el cielo tendrá al menos quien le sostenga el fuelle; pues aquí abajo no tenía ningún compañero en la fragua en que se exaltan las virtudes.

Girardi lo supone dedicadoa la muerte de un desconocido amigo del escultor, en cuya virtud éste tomaba aliento

Cerrar menú