SONETO V

. Por Michelangelo Buoanarroti . Aquí se hacen yelmos y espadas de los cálicesy la sangre de Cristo se vende a manos llenas,y cruces y espinas son lanzas y rodelas,y hasta la paciencia de Cristo se acaba.Mas Él no debiera volver a estas regiones,si hasta las estrellas llegase su sangre,ahora que en Roma le venden la piely a toda bondad clausuran las sendas.Si tuviese yo deseos de perder tesoro,pues que aquí ya he perdido mi trabajo,puede el del manto hacer lo que Medusa en Moro;mas si al alto cielo la pobreza agrada¿qué hacer para retornar a nuestro estado,si otra señal a…

Continuar leyendo SONETO V

SONETO IV

SONETO IV .Por MIguel Ángel Buonarroti Señor, si es verdad algún proverbio antiguo,es el que dice que quien puede mas no quiere.Has creído en fábulas y palabras vanasy premiado a quien es de la verdad enemigo.Yo soy y fui tu buen siervo antiguoy a ti dado como al sol los rayos,mas de mi tiempo ni te compadeces ni te cuidas,y menos te plazco, cuanto más me afano.Yo esperé ascender hacia tu alteza,y tu equilibrio justo y potente espadami ayuda fuesen, y no la voz del eco.Mas el propio cielo desdeña situar cualquiervirtud en el mundo, queriendo que vayamosa coger el…

Continuar leyendo SONETO IV

Soneto III

Por Miguel Ángel Buonarroti Soneto con dos estrambotes. Escrito hacia 1509 ó 1510, mientras Miguel Angel pintaba los frescos del techo de la Capilla Sixtina. En el manuscrito aparece el bosquejo de un hombre, de pie, mientras pinta una figurilla en lo alto; y una frase que dice: A Giovanni (Juan), precisamente al de Pistoya. Algo burlesco y realista, el soneto se ha considerado siempre claro testimonio de los esfuerzos gigantescos que Buonarroti hizo, sobre su andamio, para realizar, en solitario, la magna obra de la Capilla. El autorretrato es expresivo, y no falto de expresiones coloquiales oscuras, tal el verso segundo:…

Continuar leyendo Soneto III

Historia de mis Perros

Desde niño he estado acompañado de perros pues mi padre como buen aficionado a la cacería tenía perros a toda hora en la casa. A la muerte de mi Padre, mi Madre decidió salir de ellos y no nos permitía tenerlos por aquello de sus olores… más sin embargo cuando salí de la casa a vivir a parte… lo primero que conseguí fue un cachorro pastor alemán al que le puse el nombre de Cacique, era tan especial que jugaba a escondidas con él; pero, por aquello de los amores se me fue detrás de una perra en calor y nunca…

Continuar leyendo Historia de mis Perros

Historia de mis talleres:Taller del barrio Sucre hacia los años 1973 a 1978

Soñaba  con trabajar en el taller de mi Padre, en mi casa materna, pues creía que su energía estaba gravitando en cada rincón y eso era estimulante, soñaba con organizarlo y hacer una escuela de escultura depositaria de toda su enseñanza, eran tiempos de estudio en el Instituto de Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia a más de que pensaba en ser profesor allí mismo y hacer algo parecido a mi padre, aprovechar las instalaciones que eran bastante amplias y el recurso humano que allí ingresaba cada año, y así hacer esculturas monumentales con participación de los alumnos, pero que paso… Vale…

Continuar leyendo Historia de mis talleres:Taller del barrio Sucre hacia los años 1973 a 1978

Soneto II

Por Miguel Ángel Buonarroti Escrito en 1507, para una desconocida boloñesa. Miguel Ángel se hallaba en Bolonia trabajando en la estatua-después destruída- del Papa Julio II. El soneto aparece en el envés de una carta escrita por Miguel Ángel a su hermano desde esa ciudad el 24 de diciembre de 1507. El motivo del poema parte del topos tradicional- bien resuelto por el Buonarroti- del ¡Ay, quien fuera… ( la cinta de tu pelo, etc…) testimoniado desde la lírica arcaica griega, y muy especialmente en las anacreónicas. ¡Cuánto se goza, alegre y bien tejida sobre cabello de oro, de flores,…

Continuar leyendo Soneto II

El Testamento de Auguste Rodin

T Jóvenes que aspiráis a oficiantes de la Belleza, puede que os resulte grato encontrar aquí el resumen de una larga experiencia. Amad devotamente a los maestros que os precedieron. Inclinaos ante Fidias y ante Miguel Angel. Admirad la divina serenidad del uno; la salvaje angustia del otro. La admiración es un vino generoso para los nobles espíritus. Guardaos, sin embargo, de imitar a vuestros mayores. Respetuosos de la tradición, sabed discernir lo que ella contiene de eternamente fecundo: el amor a la naturaleza y la sinceridad. Estas son las dos fuertes pasiones de los genios. Todos adoraron la Naturaleza…

Continuar leyendo El Testamento de Auguste Rodin

LA PUJANZA ANTIOQUEÑA

El maestro Miguel Ángel Betancur, dentro de su estilo figurativista, nos tiene acostumbrados a una serie de innovaciones dentro de lo que podríamos llamar su derrotero vital escultórico. Hoy, el maestro nos viene con un alto relieve de dimensiones colosales, sumamente interesante, no solo desde el punto de vista de la plástica, sino también, en cuanto a la síntesis trascendente de Antioquia, sus gentes y todo cuanto debe estar presente en una obra maestra que se pretenda sea homenaje y alegoría para nuestro pueblo, aquel que el poeta, en su más pura inspiración llamó “el de la dura cervis”. Se…

Continuar leyendo LA PUJANZA ANTIOQUEÑA

Mis Inicios

No falta siempre la pregunta desde cuando soy escultor o cómo comencé ese trasegar por el arte y yo respondo… Que desde el vientre de mi madre, pues mi sangre está mezclada con la arcilla que le tocó tragar a ella cuando en la casa le ayudaba a mi padre el Escultor José Horacio Betancur B. hacer vaciados al colado de biscochos , cerámicas y materas , una producción comercial que él hacía por allá en el año 1953… Estos son mis comienzos…  I

Continuar leyendo Mis Inicios

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar